el soplo de vida

El canto y la animación comparten la intención profunda de dar más vida a la vida. Cuando una persona anima, insufla en su trabajo sus amaneramientos, sus obsesiones y sus amores. El resultado es un flujo de vida encapsulado, pero que fue creado y no pudo existir de otra manera.
En la animación concurren lo simbólico y lo real. Se trastocan y atraviesan con una sensibilidad fetichista: se le confieren cualidades y potencias nuevas a objetos del mundo real, o se les reconocen y amplifican las propias.
Las películas animadas son ampolletas o ventanas de empatía. Nos tocan porque reconocemos nuestros propios mundos internos, donde somos más libres.
Este ciclo de animación está dividido en 4 sesiones: La belleza duele tantito; La imaginación infantil; Umbrales y fetiches; La ensoñación como práctica.

La belleza duele tantito
Le Roi et L’Oiseau me dejó de niño un recuerdo musical lejano hasta que pude volver a verla. Es una fábula antimonarquista de poética anarquista y música bellísima, que tardó más de 30 años en ser concluida, como muchas luchas. Trae, como buen recuerdo, una neblina de melancolía y una ternura hasta tantito dolorosa. La acompañan dos cortos de animadores importantes por su sensibilidad y técnica: Lotte Reiniger y Yuri Norstein. Un corto de ternura y otro de neblina.

El ornamento del corazón flechado (Lotte Reiniger, Alemania, 1919) 4’48”


Erizo en la niebla (Yuri Norstein, URSS, 1975) 10’25”


El Rey y el Pájaro - Le Roi et L’Oiseau (Paul Grimault, Francia, 1980) 1h29


1h 44m  /  viernes 3 de junio de 2022  8:00 PM  /  función para todas edades

La imaginación infantil
La animación para niñxs es un ejercicio de rescate y conserva de la imaginación infantil, que habita un estado de juego. En el juego se explora, se construye y se imaginan otros mundos y otras posibilidades. Hay cadencias dulces o cambios frenéticos, los objetos cobran vida, todo puede transformarse y las emociones dirigen. Es algo muy en serio. La animación nos permite compartirnos esos mundos, casi como una máquina grabadora de sueños. Y aprendemos cosas.

AND10JUNIO.jpg

Pingu escapa de casa (Otmar Gutmann, Suiza, 1990) 5’18”


Ludovic - The Snow Gift (Co Hoedeman, Canadá, 1998) 14’17”


Saltando (Osamu Tezuka, Japón, 1984) 6’10”

El oso de los trucos (Priit Parn, Estonia, 1978) 9’49”


Karo y Piyobpt: Imaginación (Koji Yamamura, Japón, 1992) 4’19”

La mascota - Le fétiche (Vladislav Starevich, Francia, 1933) 34’34”


A Grand Day Out (Nick Park, Reino Unido, 1989) 23’58”


Umbrales y fetiches
En el ritual espiritual, un fetiche es un objeto al que se le confieren potencias superiores. En la animación, a través de una escucha y mirada de los objetos, podemos usarlos para transmitir sensaciones que abren vasos comunicantes entre la vigilia y nuestras obsesiones infantiles que viven en la ensoñación. Si se anima con respeto a los objetos y a la poética universal, se abren umbrales que permiten una mezcla colaborativa de ambos mundos. Desde ahí se manifiestan verdades chicas y universales.

WhatsApp Image 2022-07-05 at 1.19.35 PM.jpeg

Hi Stranger (Kirsten Lepore, EUA, 2016) 2’42”


THROAT NOTES (Felix Colgrave, Australia, 2020) 8’30”


Asparagus (Suzan Pitt, EUA, 1979) 18’13”


MOTH (Allison Schulnik, EUA, 2019) 3’15”


Alicia - Něco z Alenky (Jan Svankmajer, República Checa, 1988) 1h26

La ensoñación como práctica
En nuestra sombra puede crecer el tedio metafísico, si no lo ponemos al sol. Es esa visitación de mediodía o de madrugada, que invade de vacío todo hasta paralizar el flujo y ahogarnos la voz. En ese estado, se revela que las ciudades son laberintos de mugre, el lenguaje es un malentendido, la virtualidad se hace un túnel infinito y la vida una trampa de espejos. Es de supervivencia encontrar prácticas que nos regresen y una es la ensoñación como defensa activa. Abrir umbrales a otras realidades, para tenerlas acá. La ensoñación como práctica, reconoce la coexistencia de todas las realidades y la fuerza de sus colaboraciones. Brotan flores y hay espacio.

WhatsApp Image 2022-07-05 at 1.21.48 PM.jpeg

Street Of Crocodiles (Brothers Quay, Reino Unido, 1986) 21’27”


Flora (Jan Svankmajer, República Checa, 1989) 32”


Dimensiones del diálogo (Jan Svankmajer, República Checa, 1983) 11’

 

Tango (Zbigniew Rybczynski, Polonia, 1981) 8’13”

 

Ident (Richard Starzak, Reino Unido, 1989) 5’01”

 

Creature Comforts (Nick Park, Reino Unido, 1989) 5’06”

 

Fresh Water (Koji Yamamura, Japón 1986) 3’35”

 

Joy Street (Suzan Pitt, EUA, 1995) 23’55”

 

Sphères (Norman McLaren, Canadá, 1969) 7’37”

 

Abstronic (Mary Ellen Bute, EUA, 1952) 5’47”

 

Begone Dull Care (Norman McLaren, Canadá, 1949) 7’51”

WhatsApp Image 2022-07-05 at 12.58.07 PM.jpeg

Curaduría por: 

Diego - Ambar

Animador en técnicas tradicionales y cantante/vocalista. Aborda el canto como acto de intimidad y suspensión del tiempo, desde la oralidad y la somática. Se ha presentado en festivales de performance, piezas corales de artistas sonoros, burlesque y micros abiertos. Es intérprete y actor de doblaje en el FICNiños. Fue animador en Animatitlan Estudio, ha capacitado docentes y ha sido tallerista para UVA Tlatelolco y escuelas primarias y secundarias. Desde hace 13 años imparte talleres de cine para infancias y adolescencias en La Matatena AC (la infancia como sujeto de derechos y creación activa), de lenguaje audiovisual, apreciación y animación. Es tallerista en las giras de Cine Bajo el Cielo (adaptación de leyendas locales con problemáticas socio ambientales) y en 2021 es cofundador del Taller Sentir Naturaleza (sensibilización ecológica desde el sentir simbionte). Ha participado en la creación de más de 40 cortos animados, siendo editor audiovisual de 23.