Ciclos de Cine Comentado 2019 > Ciudad Fragmentada  

El hombre ha imaginado una ciudad perdida en la memoria y la ha repetido tal y como la recuerda. Lo real no es el objeto de la representación sino el espacio donde un mundo fantástico tiene lugar [...] La ciudad trata entonces sobre réplicas y representaciones, [...] sobre la presencia de lo que se ha perdido. En definitiva trata sobre el modo de hacer visible lo invisible y fijar las imágenes nítidas que ya no vemos pero que insisten todavía como fantasmas y viven entre nosotros.

Ricardo Piglia.  

Ciudad Fragmentada, ciclo llevado a cabo en el área de extensión académica del Museo del Estanquillo, abordó la ciudad, no sólo como línea temática, sino como un espacio donde se construyen y aglutinan una serie de narrativas e imaginarios; la ciudad como un texto que puede ser leído, entendido y reescrito por aquellos que la habitamos.

 

En Ciudad Fragmentada, las diversas herramientas audiovisuales proyectadas fueron empleadas para guiar al espectador dentro del laberinto de signos que configuran una metrópoli. Es así, que a través del cine y el videoarte procuramos descifrar aquello que significa habitar una ciudad, así como las experiencias, miedos y deseos que derivan de la cotidianidad, adentrándonos en la nostalgia y la utopía que  conforman la urbe en la que vivimos.

Ciudad y memoria

Sesión guiada por el artista, investigador y académico Pablo Martínez Zárate, en la que se diálogo sobre la construcción de la memoria y el archivo; el transmedia y la realidad virtual en las producciones audiovisuales; la ciudad, el territorio y la identidad, así como los monumentos icónicos que se erigen sobre la Ciudad de México y las formas en que transitamos por ella.

Con el objetivo de detonar la conversación, el artista proyectó las piezas: Ciudad Merced (2013), Santos Diableros (2015), Tanta Luz (2015), Susurros del Panteón (2015), Poema Panorama (2017) y Proyecto Tlatelolco (2019).

Cine experimental de México

En esta sesión, piezas de cine experimental como La fórmula Secreta (1965) y Los Murmullos (1974) de Rubén Gámez, y Ñores sin señalar (2016) de la directora Annalisa D. Quagliata se exhibieron para conversar sobre la construcción de la identidad nacional, así como el papel del cine en la estructuración de los imaginarios colectivos.

Posteriormente se llevó a cabo una breve revisión de la historia del cine experimental y el videoarte en México, al tiempo que se analizaron diversas características formales y estéticas que configuran las narrativas de este tipo de producciones.

Nadie es inocente: 20 años después

Sesión en la que se llevó a cabo una revisión de la trayectoria y producción audiovisual de la directora de cine y videoartista Sarah Minter, pionera del videoarte en México; al tiempo que debatimos sobre las subculturas que habitan la ciudad y el carácter subversivo que las caracteriza.

Minter realizó en 1986 el ejercicio de docuficción Nadie es inocente, película que retrata la vida cotidiana de la pandilla juvenil Los Mierdas Punk, originaria de Ciudad Neza, Estado de México. Más de 20 años después, Minter vuelve a este sitio para reencontrarse con los miembros originales de la pandilla, quienes hoy rondan los cuarenta años de edad. Nadie es inocente. 20 años después, retrata el desencanto en el que viven los integrantes de una de las subculturas que desempeñaron uno de los papeles más importantes en la historia de la Ciudad de México.

​Las piezas que integraron la sesión son: Nadie es inocente (1986) y Nadie es inocente, 20 años después (2010) .

La cotidianidad

En esta sesión contamos con la compañía de la poeta, investigadora y catedrática Zyanya María Mejía, quien guió a los asistentes en la conversación sobre las múltiples formas en que la ciudad puede ser habitada, los distintos entornos y espacios que la conforman y la diversidad de individuos que la integramos.

Mai morire (2013), película de Enrique Rivero, dió pie al debate sobre la manera en que los habitantes –no sólo de la ciudad, sino del país– nos representamos; al tiempo que reflexionamos sobre la potencia del cine como instrumento de transformación social y su papel en la construcción y reafirmación de identidades.